Por una patria siempre viva



Por Carlos Moreno ().-La libertad y la responsabilidad para la revolución implican una revolución para la libertad y la responsabilidad. Todo proceso de liberación continental, nacional y popular, colectiva y/o personal tiene dos momentos clave, nos enseña Álvaro García Linera.


Uno es el efímero momento trotskista de alto impacto revolucionario. El otro, única razón de ser de éste, es el momento contra-hegemónico de construcción gramsciana. En el antes, para provocarla y en el después, para sostenerla.
No hay revolución sin reflexión, sin proceso, sin lucha interior y resistencia al poder hegemónico, sin violencia legítima incluso, después de haber agotado todos los medios pacíficos a nuestro alcance.
En nuestra Patria hoy tampoco hay revolución sin transversalidad ni transversalidad sin peronismo, ni peronismo sin kirchnerismo, ni kirchnerismo sin Cristina. Hoy nuestro Sol del 25.
Ese Sol que tras la lluvia, aún hoy todavía no se ve; ese Sol del que vengo hablando estos días; ese Sol al que algunos domingos por la mañana salgo a buscar, a verlo aparecer desde la costa de Berazategui; ese Sol que a veces son ustedes en mi vida, en mis amigos, en mis alumnos y compañeros de militancia; Ese Sol que definitivamente me evoca la revolución de mayo y todas las revoluciones personales o nacionales y populares, con sus triunfos al final de cada proceso que vivimos como pueblo, en cada pequeña revolución parcial y cotidiana y que todavía no hemos aprendido a sostener.
Ese Sol nos une hoy a todos en este día tan especial...
"Ya el Sol del 25 viene asomando... 
Ya el Sol del 25 viene asomando... 
y su luz en el Plata va reflejando..."
Ojalá que está breve reflexión que me nace y comparto hoy con ustedes, se aloje en nuestra Universidad Nacional y Popular, en nuestros barrios y en todos los barrios de nuestra Patria, en nuestras casas y familias, en nuestros compañeros militantes, en nuestro corazón docente de trabajadores sociales, en los excluidos y más necesitados, iluminándolo todo como cada año el Sol del 25.
Que esta lluvia sea sólo signo de la adversidad que hemos de atravesar hasta la victoria final.
Que un Sol en nuestra bandera ilumine nuestra Patria, flamee en nuestras Malvinas, guíe y acompañe a nuestra Patria Grande e ilumine nuestra esperanza.
Feliz día, compañeros y que siempre ¡Viva la Patria! 

 

Comentario

Copyright 2017 - Dominó Cultural - Todos los derechos reservados