En Georgia empresas multimedia repudian el aborto ilegal



La propietaria de HBO y Warner Bros.(y anteriormente hicieron lo propio Netflix y Disney) se manifestaron contra el proyecto de ley que impide el aborto en Georgia.

La Warner Media anunció que revisará sus inversiones en Georgia si prospera el proyecto de ley que prohíbe el aborto. Según el comunicado oficial de la empresa “Operamos y generamos trabajo en muchos estados de los Estados Unidos a lo largo del tiempo, y eso no significa que concordemos con cualquier posición que tomen esos estados o países y sus líderes, ya que respetamos los debidos procesos”.

“Vamos a estudiar la situación muy de cerca, y si la nueva ley prospera vamos a reconsiderar a Georgia como el lugar de cualquier nueva producción; y, como siempre hemos hecho, vamos a trabajar en conjunto y de cerca con nuestros asociados y talentos para determinar cómo y dónde desarrollar cualquier futuro proyecto”.

En la actualidad posee unas pocas producciones en el estado de Georgia, todas con beneficios fiscales para incentivar la producción: The Outsider y Lovecraft Country, ambas de HBO y The Conjuring 3, de Warner Bros. Con la suma de Warner, las tres mayores empresas de la industria del espectáculo han emitido su veredicto en relación al controvertido tema del aborto. Resta, con menor relevancia, quizás, la Sony, de capitales fundamentalmente japoneses.

Lo controversial de la actitud del gigante Warner pasa por que es inédito que emita opiniones públicas y formales sobre las políticas de un estado, amenazando con anuncios de acciones concretas si se produce algo con lo que no estén de acuerdo, o al menos con lo que manifiesten no estar de acuerdo.

En mayo Brian Kemp (gobernador de Georgia) firma un proyecto de ley para declarar ilegal el aborto "si puede detectarse el latido del corazón del feto", cientos de figuras de Hollywood hicieron público su repudio. Ted Sarandos, vocero de Netflix fue el primero de una compañía de la industria en anunciar formalmente que si se promulga la ley, retirarán las inversiones en el estado de Georgia, que brinda beneficios fiscales a la industria. Un día después, Disney hizo lo propio a través de su CEO, Bob Iger.

En una entrevista con Reuters, el ejecutivo consideró que sería muy difícil para la empresa permanecer en el estado de Georgia si se aprueba la ley. "Muchas de las personas que trabajan para nosotros no van a querer trabajar ahí, y vamos a tener que tomar en cuenta sus voluntades; por ahora estamos estudiando cuidadosamente cómo se desarrolla el proceso legislativo", sostuvo.

Comentario

Copyright 2017 - Dominó Cultural - Todos los derechos reservados